El primer post no es nada del otro mundo

Vistas desde escaleras mecánicas 

El primer post creo que debería de ser algo llamativo, o por lo menos revelador de lo que uno se va a encontrar en el blog. Pero como no tengo esa capacidad ni de inspiración ni de concreción voy a escribir sobre algo de lo más trivial.

Cada vez que subo por las escaleras mecánicas del casco de Toledo, me da por mirar las magníficas vistas que desde ellas se ven, como a todo el mundo supongo. Lo malo es que por más que lo intento no puedo evitar siempre en acabar fijándome en un sitio de lo más absurdo, y mira que hay sitios interesantes donde dirigir la mirada: el hospital de Tavera, los árboles de la Vega, los recodos del río, la Fábrica de Armas. Pero yo siempre acabo deteniendo mi atención en los coches aparcados en la explanada de Santa Teresa, me encanta observarlos, así tan pequeñitos. Creo que es porque mi mente los asocia a esos coches de juguete que todos hemos tenido de pequeño. Caprichos del subconsciente

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: