El trenecito de las narices

tren turisitco Toledo

Echando la mirada atrás creo que los toledanos hemos cambiado mucho la forma de ver el turismo en la ciudad. Ahora ya es un elemento más con el que convivimos en prácticamente perfecta armonía. Este lucrativo negocio está presente se podría decir en cada aspecto de la ciudad, para bien o para mal. Lucrativo negocio que conseguimos sobrellevar en nuestro día a día, hasta el momento que se te planta el trenecito turístico de las narices delante, y el recorrido que tardarías en hacer 5 minutos en coche ahora se cuadruplica o quintutip…, quintipli…, vamos que se eterniza. Pobres los que trabajen en el Hospital Virgen del Valle o sean de Cobisa y tengan la mala suerte de toparse con el trenecito panorámico en la ronda del Valle, a nadie le deseo eso. Y encima sin poder dar rienda suelta a tu ira, por no parecer un loco irracional ante la alemana de turno que va sentada en última fila orientada hacia atrás, y que comparte por igual las miradas tanto a las vistas, como a tu coche y tu persona.

Vale que todos tienen que tener cabida en la ciudad, pero lo del trenecito de las narices lo llevo francamente mal.

Por cierto cuanto polvo tenía este blog, hacía una eternidad que no escribía en él.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: