Archive for 28 enero 2009

Del porqué los toledanos somos bolos

28 enero 2009

real colegio de bolonia

Si algo transciende los muros de nuestra ciudad es el hecho de ser unos BOLOS. Este adjetivo, tal y como es usado en Toledo presenta más connotaciones cariñosas que agravativas. Un toledano nunca usaría para insultar el término bolo. Así, expresiones como, “si bolo, “no bolo”, “anda bolo”, “tontolbolo”, o “que bolo eres” forman parte de nuestro léxico, a modo de seña de identidad local.

Más retorcido que el extraño uso que de bolo hacemos los toledanos es su origen. Tanto que aún hoy sigue siendo un reto para los etimologistas. Son varias las versiones que explican el origen del término, y todas con el mismo grado de indemostrabilidad.

La más antigua data del siglo VI, concretamente el año 589. En este año se celebró el III Concilio de Toledo, en él el rey Recaredo abjuró públicamente del arrianismo para reconocer a la iglesia católica. Al tomar juramento al rey, se le formuló una pregunta que era algo así como “Queréis abrazar la verdadera fe católica, etc.”. La respuesta del Rey fue: “Ego volo” (= sí, quiero).

La explicación más aceptada sitúa el origen del término en el siglo XIV. De aquella época fue el arzobispo de Toledo Gil Álvarez de Albornoz, quien fundó el Real Colegio Mayor de San Clemente de los Españoles en Bolonia, Italia. Por el fuerte vínculo de su fundador con la ciudad, fueron muchos los Toledanos que cursaron allí sus estudios. A los que volvían a Toledo licenciados de Bolonia se les empezó a llamar Bolos.

Pero no quedan ahí las versiones. Puede que tenga un origen vasco. Ya que  la industria armera de Toledo se surtía de aceros que suministraba las acerías vascas. Las muestras de ese producto eran unas bolas de acero al carbono que en la jerga siderúrgica se denominaban “bolos”. Así, los vascos se referían a Toledo como “la provincia de los bolos”. Pasando la  asignación a sus habitantes.

Incluso hay quien apunta a que la denominación proviene de los cantos rodados o bolos originados por la erosión del río Tajo.

Como veis hay versiones para todos los gustos, ¿con cual te quedas?

Anuncios

¡ AGUANTA MUCHACHO !

21 enero 2009

olivo en peligro

No hay que irse lejos para encontrar dramas naturales. Tan solo hace falta mirar detenidamente. Y mirando detenídamente a este olivo de Toledo,  se descubre que está viviendo su particular gran drama.

Y es que las cárcavas originadas por la erosión, están reduciendo de forma lenta pero implacable su base de apoyo, ésto hará que finalmente el veterano olivo no tenga como sustentar su propio peso y se desplome. ¿El culpable de su desdicha?, como no el hombre. La construcción de la conexión entre la avenida de Madrid y la rotonda del Salto del Caballo, hace que el agua no fluya con naturalidad hacia el arroyo del Aserradero, acarcavando de forma más pronunciada el terreno.  Con el consiguiente resultado dramático para nuestro protagonista.

Por desgracia para el olivo, la sensibilidad entorno al mundo vegetal es una cuestión cuantitativa. Todos sentimos en el alma la devastación de un pinar a causa de un incendio, pero ¿quien se preocupa por un simple olivo?. Así que lo único que le queda a nuestro “amigo” es usar la fuerza que le ha dado su larga vida y, aguantar el tirón.

Paradójicamente, la mano del hombre que condena a unos, a otros los bendice. Es el caso de un olivo de Illescas. Quien le iba a decir a él que la mala fortuna de que le pusieran justo al lado un poste de la luz sería su salvación. Todo a su alrededor ha desaparecido, la necesidad de conservar el tendido eléctrico ha hecho que tan solo quede un montículo de 40 metros de diámetro por 30 de alto, coronado por un poste de luz y un olivo. Y, para rizar el rizo de los caprichos del destino, resulta que las paredes arcillosas e inaccesibles de este promontorio se han convertido en el hogar estival de una colonia de aviones zapadores.

colonia zapadores illescas

Café teatro Pícaro

14 enero 2009

Picaro

El Pícaro es un clásico de Toledo, y el mejor momento para hablar de él es ahora que celebra su 10º aniversario. Este café teatro, como así define su web, está en plena zona turística, de marcha, de paseos vespertinos,… concretamente en la calle de las Cadenas, 6. Mejor ubicación imposible. Por eso si algún visitante pregunta donde tomarse una copa en el casco, seguramente le manden al Pícaro.

A parte de su situación, otra cosa buena que tiene es, que ya puedes ir por la tarde a tomarte un café tranquilo, o un fin de semana a las cinco de la madrugada, que siempre te lo encontrarás abierto. Y ya que estamos con sus cosas buenas, el que te sirvan allí donde estés, bandeja en mano, es un punto muy a su favor.

Desde sus inicios siempre ha buscado el no caer en la rutina. Y en cierto modo lo consigue. Empezando por su diseño, son varias plantas y entreplantas, según parece son exactamente tres. Se entra por la superior, y accedemos al resto bajando. En la primera tenemos la zona tranquila para sentarse. Después la pista de baile (si es que se puede decir que en Toledo bailamos). Y por último una sala que, a mi me recuerda a la de los castigados. Es un habitáculo donde pareciera que van los que se han portado mal, ya que estás en un semisótano de ladrillo y en el que solo ves los pies de los que están en la pista de baile.

La carta de bebidas también la tienen trabajada, cócteles, batidos, alguna que otra extravagancia moderada, aunque los clásicos podéis estar tranquilos que también tienen tercios y cubatas. A mi particularmente me gusta el mojito que preparan. Lo precios son normales, tres euros el tercio, y seis la copa creo.

La música del local es difícil de catalogar, es en general de corte independiente, y tiene tanto sus momentos gloriosos, como de patada en el estomago.

Pero El Pícaro no quiere quedarse ahí, es destacable la larga lista de grupos que han tocado en él, tales como Habitación Roja, Deluxe, Sidonie, Antonio Vega, Cómplices, y como no, nuestros Sunday Drivers. A pesar de que la distribución de grupo y espectadores es de la más rara que nos podamos encontrar. Se puede decir que, a diferencia de lo normal, en El pícaro el artista está abajo y el público arriba.

Ahora cumplen 10 años de existencia y para celebrarlo durante este mes de enero la entrada es gratuita a los conciertos y actuaciones programadas

Lo que más me gusta de la Navidad toledana

8 enero 2009

reyes magos en toledo

Lo que más me gusta de la Navidad toledana no es ni la iluminación, ni los belenes del casco, ni la verbena fin de año de Zocodover, ni siquiera las migas de nochebuena y fin de año. Aunque son actividades muy simbólicas y características de nuestra ciudad, yo me quedo con el lanzamiento de pelotas en la cabalgata de los reyes magos.

Por si alguien desconoce esta antiquísima tradición, al finalizar la cabalgata, sus majestades los reyes de oriente, con la ayuda del alcalde, algún que otro concejal y colaboradores varios, proceden al acto que congrega a la multitud en la plaza del ayuntamiento: el lanzamiento de pelotas. La cantidad de balones a arrojar no es nada despreciable, incluso creo que si dieran uno a cada niño de la plaza llegaría. Pero eso acabaría con el espectáculo. Lo emocionante es ver la carnicería en que se convierte el acto, codazos de padres presionados por sus mujeres para coger una pelota al niño, adolescentes cuya diversión es adelantarse a los padres cogiendo las pelotas para regalárselas a sus churris, o simplemente frustrar a los sufridos padres, abuelas que lo intentan pero no pueden e increpan a los adolescentes frustradores, niños aplastados y atemorizados por la escaramuza e histeria colectiva, alcalde, concejales y personal del ayuntamiento con cara de velocidad al intentar (que no conseguir) lanzar las pelotas a más de diez metros, con la consiguiente humillación pública, melchor que pierde la corona,…. Al final de todo, te encuentras a un par de niños con padres que han salido victoriosos del combate y han obtenido su trofeo, y el resto mira a sus progenitores con cara de “¿esto es todo los que has podido hacer por mi papa?”. Todo un espectáculo, el mejor de las Navidades toledanas.