Archive for the ‘De bares, tapas y comilonas’ Category

Café teatro Pícaro

14 enero 2009

Picaro

El Pícaro es un clásico de Toledo, y el mejor momento para hablar de él es ahora que celebra su 10º aniversario. Este café teatro, como así define su web, está en plena zona turística, de marcha, de paseos vespertinos,… concretamente en la calle de las Cadenas, 6. Mejor ubicación imposible. Por eso si algún visitante pregunta donde tomarse una copa en el casco, seguramente le manden al Pícaro.

A parte de su situación, otra cosa buena que tiene es, que ya puedes ir por la tarde a tomarte un café tranquilo, o un fin de semana a las cinco de la madrugada, que siempre te lo encontrarás abierto. Y ya que estamos con sus cosas buenas, el que te sirvan allí donde estés, bandeja en mano, es un punto muy a su favor.

Desde sus inicios siempre ha buscado el no caer en la rutina. Y en cierto modo lo consigue. Empezando por su diseño, son varias plantas y entreplantas, según parece son exactamente tres. Se entra por la superior, y accedemos al resto bajando. En la primera tenemos la zona tranquila para sentarse. Después la pista de baile (si es que se puede decir que en Toledo bailamos). Y por último una sala que, a mi me recuerda a la de los castigados. Es un habitáculo donde pareciera que van los que se han portado mal, ya que estás en un semisótano de ladrillo y en el que solo ves los pies de los que están en la pista de baile.

La carta de bebidas también la tienen trabajada, cócteles, batidos, alguna que otra extravagancia moderada, aunque los clásicos podéis estar tranquilos que también tienen tercios y cubatas. A mi particularmente me gusta el mojito que preparan. Lo precios son normales, tres euros el tercio, y seis la copa creo.

La música del local es difícil de catalogar, es en general de corte independiente, y tiene tanto sus momentos gloriosos, como de patada en el estomago.

Pero El Pícaro no quiere quedarse ahí, es destacable la larga lista de grupos que han tocado en él, tales como Habitación Roja, Deluxe, Sidonie, Antonio Vega, Cómplices, y como no, nuestros Sunday Drivers. A pesar de que la distribución de grupo y espectadores es de la más rara que nos podamos encontrar. Se puede decir que, a diferencia de lo normal, en El pícaro el artista está abajo y el público arriba.

Ahora cumplen 10 años de existencia y para celebrarlo durante este mes de enero la entrada es gratuita a los conciertos y actuaciones programadas

La Tetería

24 mayo 2008

Para ser exactos el local se llama Tetería Dar Al-Chai. Pero dado lo complicado del nombre, y al hecho de que fue la primera tetería popular en Toledo se la conoce más comúnmente por La Tetería.

Este pequeño local consigue con el buen trato de sus camareros y su lograda decoración temática, crear un ambiente a mi gusto, muy acogedor. Además de las tradicionales mesas y sillas, también uno puede sentarse en cojines alrededor de una gran bandeja al más puro estilo jaima, o en mesas y sillas a media altura.

Su carta es de lo más variada y económica. Destacan por supuesto su tes, con nombres tan exóticos como “Brisa del Oriente”, los batidos, las tostas, y sus postres (la tarta de chocolate blanco es mi perdición). Debe ser de las pocas cartas con sección no apta para menores de 18 años, la de las pipas de agua.

El local se encuentra en una pequeña plaza a medio camino entre El Tránsito, y San Juan de los Reyes, que con el buen tiempo es usada como terraza. Por lo que tras la visita al local es más que recomendable pasear por esta zona de la ciudad, la judería, el parque de El Tránsito, el puente de San Martín. Un buen sitio por tanto donde relajarse las tardes de domingo.

La Tabernita

18 abril 2008

Escondida tras Zocodover encontramos La Tabernita. El local se compone de dos plantas. La primera es un bar tipo pasillo, al fondo del mismo se encuentra el acceso al sótano donde se sitúa el restaurante.

El sitio sobresale tanto por los platos de su restaurante, como por las raciones del bar. Destaca el ciervo (en salsa o colgado), los huevos rotos, la tempura de verdura, y los tomates verdes fritos. En cuanto a calidad precio y servicio es lo mejor que nos podemos encontrar. Un buen sitio para quedar bien en pleno centro de la ciudad.

El inconveniente y también la ventaja es el reducido aforo que permite el local. El restaurante por ejemplo tendrá capacidad para no más de veinte personas, y no acepta reservas. Esto hace que el servicio sea bueno, pero que muchas veces el local esté completo.

Apunte histórico: Anteriormente este sitio fue un bar llamado Sildavia, local nocturno muy conocido por sus combinados de alcohol que servían en porrones. Aquello era todo un espectáculo. Supongo que el sitio cerró porque no les llegaba para reponer los porrones que se rompían o desaparecían cada fin de semana.

Bar Jacaranda

5 abril 2008

El Jacaranda, es uno de esos bares de toda la vida. Tanto su ubicación, escondido en un callejón del casco, como su aspecto exterior, puede que no inviten mucho a pasar.

Es un bar de clientela fiel, casi diría yo de amigos. La única aspiración del lugar es ofrecer un sitio donde pasar un rato agradable charlando. Dos pasillos en forma de L, con mesas y sillas de madera, música bajita, un mostrador con un par de fogones a modo de barra, y dos servicios con cortinas como puerta, componen el lugar. Su especialidad, la fondue de queso, y las tablas de patés. Si queréis una cerveza, tenéis Voll Dann o Estrella, no hay más.

Si queréis un sitio castizo y un tanto bohemio, pasaros por el Jacaranda, no os decepcionará, aunque posiblemente la ropa os coja un poco de olor a frito, es lo que tiene que el sitio no tenga cocina.

Pub O´briens

24 febrero 2008

Obriens 

El O´briens es un pub al estilo irlandés, situado en el casco de Toledo. Se encuentra a pocos metros de la plaza de Zocodover. Ésto, junto con la pereza por andar, hace que sea el lugar elegido por muchos para empezar la noche.

Cuenta con un par de plantas. La primera es de tipo corredor, con barra, mesas y sillas. En la segunda nos encontramos otra barra y un espacio mas diáfano. Lo mejor del sitio, además de estar muy “a mano”, son sus pintas negras y una extraña sidra a la irlandesa que venden en botellas de medio litro. Lo peor es que el ambiente enseguida se carga de humo haciéndose irrespirable; además la música elevada le hace perder puntos como lugar para unas primeras cañas.

En su web, podéis encontrar más información. Es una web muy a la irlandesa, tanto que  parece más bien que esté enfocada a convocar a sus compadres anglosajones.

Bar Winner

4 febrero 2008

Winner 

El Winner está en plena zona de copas de Santa Teresa, por lo que no se pierde nada por ir a echarle un vistazo, ya que si no gusta se puede ir al bar que hay en frente, al lado, o un par de pasos más allá.

Aunque el Winner es uno de esos que merece la pena. Es un local espacioso, con suficiente sitio para sentarse, con una buena ambientación al más puro pub irlandés (imagino yo vamos, por que nunca he estado en Irlanda para comprobarlo) y con un incuestionable distintivo de bar de copas nocturno.

Por la tarde se puede ir a tomar una caña tranquila con su pincho correspondiente. Y por la noche El Winner baja la luz, sube el volumen y se convierte en uno de los bares que le dan fama y renombre a la zona de Santa Teresa.

Si quieres dejar tu opinión, hazlo en los comentarios.